domingo, 25 de diciembre de 2011

EL ARTE DEL BUEN COMER




















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

El arte del buen comer 
(Beilinson - Solari)

Pituca cree que es el mejor,
el mejor culo para su sillón
y sabe bien que hoy su chance es gorda.
Le ha puesto, al fin, su nombre al toallón;
compró marfiles de la selva del Congo
y en su coco siempre hay un petardo.
Aún ayer no ligaba el amor
y no enceraba nunca el bastón
Rodeado de grandanesas
que se salen de la blusa
con bestial dulzura, rouge y risas de Barón B,
así Pituca se la cree...
Aún ayer no ligaba el amor
y no enceraba nunca el bastón
su boca olía como un cenicero.
Tuvo un golpe de audacia y se dió
de timbero fogoso y feroz,
de los que nunca muestran todo el mazo.
Y hoy come la real manzana
y no deja ni pepita,
usa sal de melodrama, pero sin abusar.
Y así Pituca se la cree...


Una canción del Indio en la cual, además de la intención de darle un palazo a Gerardo Sofovich; nos trae una ácida viñeta de una época nefasta: la del menemismo.

El título (y recordar siempre que en la lírica solariana, el título tiene invariablemente una capital importancia), nos remite al disfrute de la buena mesa, a un gourmet deleitándose con platos de la haute cuisine; pero en este caso (y como veremos después al desmenuzar la poesía), el sentido es claramente irónico, despectivo, y hace referencia a alguien que puede ser considerado un arribista, un bon vivant, alguien que de pronto tiene acceso a la buena vida, lujos y placeres (que vendría a ser el ladri de Anillaco), y que en función de eso "se la cree" y se considera a sí mismo como un igual a otro tipo que siempre tuvo riquezas (que vendría a ser, por ejemplo, Sofovich); que no es un "nuevo rico" como él.
“Pituca cree que es el mejor, / el mejor culo para su sillón / y sabe bien que hoy su chance es gorda”: Este "Pituca" es la prolongación del otro "Pituca", Menem = Sofovich. Lo llama así aludiendo a su quincho, a sus liftings y a sus pilchas confeccionadas por sastres exclusivos y con las telas más caras. Con lo de “el mejor culo para su sillón" se refiere a que Menem estaba convencido de que él era el más apto para ocupar la presidencia de la Nación, para sentarse en lo que (meando afuera del tarro y desde la más supina ignorancia) algunos llaman “el sillón de Rivadavia”. Lo de "sabe bien que hoy su chance es gorda", es una asociación de ideas entre los juegos que armaba Sofovich en la tele, y las posibilidades reales, grosas, que manejaba Menem de ser electo presidente luego que estallara la hiperinflación en el "gobierno" alfonsinista.
“Le ha puesto, al fin, su nombre al toallón”: Mortal la frase del Indio, que nos pinta, ejemplificando la bata de baño de Sofovich bordada con sus iniciales; cómo Menem logra imprimirle a esa época su "sello propio": todo un estilo vinculado al lujo y a la ostentación (reformas en la residencia presidencial de Olivos para hacerla aún más lujosa, etc.)
“compró marfiles de la selva del Congo / y en su coco siempre hay un petardo”: Alude a la manera de vivir lujosa que tenían Sofovich (coleccionar marfiles es un signo de ser "distinto", exótico, y señal de riqueza y lujo) y toda la caterva de oportunistas y ricachones de los cuales se rodeaba Menem; de los que tomó su estilo rumboso de vida, imitándolos. El "petardo" que el chabón tiene en el "coco" es una metáfora entre las ideas novedosas que siempre saca Sofovich para atracción de sus programas televisivos; y las ideas que se le ocurrían a Menem para transar y perpetuarse en el poder (alianzas con sectores políticos de ideología opuesta al peronismo, ideas de reelección y toda esa bola).
“Rodeado de grandanesas / que se salen de la blusa / con bestial dulzura, rouge y risas de Barón B, / así Pituca se la cree...”: En esta estrofa el Indio profundiza en la asociación de ideas que le imprime a toda la canción: vincula las minas que siempre usa Sofovich en sus programas; con las trolas de que se rodeaba Menem (el ejemplo más recordado era la Yuyito González, quien le proveía al turco minas, falopa y joda. Las "grandanesas que se salen de la blusa" vendrían a ser las grandes tetas siliconadas de la Yuyito, con su jeta de botox pintarrajeada con rouge, su perfume dulzón y el champagne Barón B con que se regaban las festicholas que armaban el turco y sus boys).
“Aún ayer no ligaba el amor / y no enceraba nunca el bastón”: Alusión al Menem ya hecho percha por los excesos de la joda continua en que vivía. “No enceraba nunca el bastón" = no se curtía ninguna mina (comparando al bastón presidencial, con un pene). Y claro, no podía, porque por más orgías que se armaran y montaran para él; lo mismo era un jovato arruinado e impotente por la frula, de manera que no se podía fifar a nadie (y tal vez por eso, nos terminó cogiendo a todos los argentinos, en fin…).
“su boca olía como un cenicero”: Ambos eran grandes fumadores, Sofovich y Menem (Sofovich lo sigue siendo, creo); pero Menem dejó de fumar en el 89 cuando llegó a la presidencia (son muchísimas y famosas las cargadas y reproches de Menem a sus colaboradores y ministros que no podían dejar de fumar; los acusaba de falta de voluntad y les enrostraba que les faltaba decisión y dominio de sí mismos).
“Tuvo un golpe de audacia y se dió / de timbero fogoso y feroz, / de los que nunca muestran todo el mazo”: Ambos, Menem y Sofovich, son famosos por su adicción a la timba,  pero aquí el Indio usa esa condición de jugadores empedernidos que tienen los dos; para pegarles por su doblez: "nunca muestran todo el mazo" = no son francos, leales y sinceros, siempre tienen algún pedo atajado, siempre tienen algo que esconder; y jamás muestran sus cartas, no dejan adivinar sus jugadas (Menem engañó al electorado prometiendo revolución productiva, aumento de salarios, etc.; y después cagó a todo el mundo aliándose con la UCD, choreándose todo y dejando de lado los postulados peronistas; así como Sofovich, en sus negociaciones con canales de TV, empresarios teatrales, etc., "nunca muestra todo el mazo", o sea, no da detalles ni precisiones acerca de en qué consistirá el programa u obra que proponga).
“Y hoy come la real manzana / y no deja ni pepita”: Alusión entre el juego de la manzana de Sofovich en la tele; y el poder que acaparó Menem. Cada uno en lo suyo, ambos, eran los zares de todo y no dejaban ningún espacio para nadie: Sofovich en la tele donde todo el rating era para él, y Menem en la política donde todo el poder era para él (“se come la manzana y no deja ni pepita”)
“usa sal de melodrama, pero sin abusar”: Usan drogas, se falopean; pero “hasta ahí”. No ponen en riesgo sus vidas, no quedan duros del todo por la merca; se dan un saque y listo, no "abusan" de la cocaína ("sal de melodrama" = cocaína; algunos la llaman así, aludiendo al bajón -"melodrama"- que provoca la papusa, una vez pasado el período de euforia y la sensación de energía que da al principio). Es una frase surgida de una anécdota. El Indio sacó esa idea de un programa de radio en el cual una piba narraba cómo se fue de mambo mandándose no sé cuántos gramos de cocaína, y casi crepó. La minita se estaba muriendo por toda la merca que había esnifado, y en medio de su "viaje" atinó a llamar a su novio, que salió disparado para la casa de la piba, mientras por teléfono le iba diciendo que aguantara despierta hasta que él llegara, y que para aguantar despierta, pusiera música de Los Redondos a todo volumen. La chica hizo lo que el novio le decía, y así consiguió mantenerse despierta hasta que él llegó, y la llevó a un hospital donde le salvaron la vida.
“Y así Pituca se la cree...”: Se refiere con sorna a que Menem en su imaginación, a través del lujo en que vive, deja de ser un turquito petiso y feo; y pasa a ser un winner "alto, rubio y de ojos azules", o sea, un impresentable mamarracho que "se la cree", bah…

1 comentario:

  1. De pepa a pepita, este no dejaba nada. Ni dejó nada en pié. Lo único que me salen cuando veo a este hijo de puta, son puteadas. Aquí es donde admiro a quien puede hablar de él con la cordura que exige no derramar un sólo insulto y poder hacer varias metáforas. Para mí, él y todo lo relacionado a él, es tan lineal como una puteada. No lo puedo digerir. Es de las pocas cosas que me parecieron peor que lo peor!!!!!!!!

    ResponderEliminar